martes, 3 de diciembre de 2013

Un toque de humor nunca viene mal.

Desde que anuncie a mis amigos y familiares que era celiaca, todo el mundo se acuerda de mi cuando ven una etiqueta de sin gluten en algún producto (siempre que no sea en Mercadona) Pero hoy un ex compañero del FP de informática me ha enseñado una foto que realmente me ha hecho mucha gracia:


Para los que estamos empezando con esta enfermedad, nos cuesta realmente no caer en la tentación de comer algo con gluten, tan delicioso, tan rico y tan prohibido, por lo tanto, los toques de humor nunca nos vienen mal, espero que poco a poco los novatos vayamos acostumbrándonos a lo que nos ha tocado y pensemos: 'Si no esta tan mal, tenemos para comer de todo un poco' o 'Que cuernos, ahora como lo que me da la gana y no engordo ni un gramito'

No hay comentarios:

Publicar un comentario